Let’s dance

Qué privilegio vivir en la misma época que David Bowie, escuchar sus discos apenas al salir y nunca decepcionarse, verlo cambiar, amarlo, soñar con él dos veces (que me permitieron verlo tocar en un club de barrio e interrumpirlo en su cena en un hotel isleño y paradisíaco para abrazarlo), crecer viendo Laberinto, saber que pasan hombres como él por el mundo. Va este humilde dibujo que hice lagrimeando de emoción con su preciosa voz de fondo. Ahora a poner How does the grass grow? y a bailar porque David: te amo.

bowie.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: