Volver al futuro

el mago.jpg
Quien nunca lo hizo que arroje la primera piedra. Tirarse el tarot, ver la carta astrológica (aunque sea por Internet), consultar las runas o el I ching. Por algún motivo, a veces nos reprimimos ante los racionales de admitir que incursionamos en oráculos, pero lo cierto es que todas las culturas ancestrales tenían los suyos y es un tema tan complejo como atrapante, subjetivo a la hora de interpretar y muchas veces mal utilizado, que también puede convertirse en un fiel aliado y aportar magia a nuestra vida, además de numerosas herramientas y pistas para que evolucionemos y trascendamos conflictos.

A mí me apasiona experimentar disciplinas de autoconocimiento así que hice de todo: mi mamá me hace un estudio numerológico cada cumpleaños, tengo mi amiga La tarotista punk a la que le consulto cada tanto; también una mujer que lee muy bien el tarot y las manos; hace unos años me hice una carta astral kármica y en Cusco busqué un chamán para que me leyera las hojas de coca (experiencia que contaré otro día porque fue impactante); también tengo el I Ching en mi casa, que además es un placer a nivel literario y un tarot de Marsella, ya que estudié tarot hace más de diez años. Esto no quiere decir que viva consultando en lo externo qué hacer de mi vida: los oráculos son mitos, y uno tiene que elegir cuáles le generan empatía y usarlos con consciencia, sin dejar que se vuelva al revés el mecanismo y el oráculo lo use a uno.
Ya iré charlando con especialistas en cada disciplina, contando experiencias y compartiendo material, pero para empezar con esta sección me pareció interesante compartir la idea de Oráculo en la que creo como Chamana Moderna y en la que se basará este espacio:

Lo que permiten los oráculos es comunicarse con nuestra parte inconsciente, a la que muchas veces es difícil acceder, ¡nada de leer o adivinar el futuro! Nosotros vibramos y generamos realidad (por ejemplo, si vibro en abundancia creo/atraigo trabajo y dinero) y lo que hace un oráculo es decirnos mediante símbolos (que alguien creó o canalizó, combinó y ritualizó) qué secuencia de tiempo estamos plasmando en el momento en que hacemos la consulta, cómo estamos vibrando, qué estamos creando. Si a uno no le gusta lo que está creando a nivel inconsciente (que es hacia donde nos dirigimos) no tiene más que determinar una acción para cambiar el futuro: hacer un ritual, ir a una terapia que lo ayude a trascender algo, cambiar una regla de juego, etc.

¿Qué pasa muchas veces? Alguien nos dice una línea de tiempo que nos gusta (por ejemplo, “vas a enamorarte”) y la reforzamos yendo hacia determinado lugar, o nos dicen algo que no nos gusta (“te vas a enfermar”), en un momento en que uno está débil, y uno refuerza esa línea de vibración sintiendo miedo o convencido, atrayendo algo y densificándolo con mayor velocidad. Un oráculo jamás debe usarse como una condena; por el contrario, sirve de ayuda para tomar consciencia de cómo está vibrando uno y decidir si seguir en esa línea o cambiarla, tal como hacen los chamanes.

La mejor manera de sacar provecho a un oráculo es preguntarle cómo conviene hacer determinadas cosas. Un iniciado, alguien que elige el camino de la evolución y el autoconocimiento, decide siempre qué hará de su vida, no le pregunta eso a un oráculo. Sí puede pedir consejo para ver cuál es la mejor manera de llegar a esa meta a la que quiere ir. También pregunta en ocasiones desde dónde está haciendo determinadas cosas, para descubrir en qué energía está atrapado y cambiar de táctica. Por ejemplo, si uno repite un patrón en el trabajo o a la hora de elegir relaciones, se puede consultar qué lo lleva a uno a hacer eso una y otra vez, para identificarlo y poder cambiarlo.

Las respuestas cerradas son dogmas ante los que no se puede hacer nada; la mejor respuesta de un oráculo es la que abre más preguntas, porque eso permite trabajar en uno y seguir creciendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: