Hare Krishna: My sweet song

Me saqué los zapatos, entré al templo Krishna y me senté en el piso, atrás de todo. Había una estatua tamaño real de un hombre lleno de flores y cada persona que entraba se agachaba a besar el piso delante de él. Era Srila Prabhupada (1896-1977), fundador del movimiento. De a poco fue llegando gente; devotos, fieles que viven en el templo y -los menos- conocidos a la que yo ya tenía de vista pero de otros contextos, como recitales del under. Algunos estaban ahí porque había celebración krishna; otros estábamos porque nuestros amigos de la banda DDD (Darío Dubois Dúo) iban a sumarse al toque de música que se llevaría a cabo esa tarde en el lugar. Yo no soy krishna y mis amigos tampoco, pero la música trasciende ciertos grandes detalles.

hk.jpg

Durante unas horas nos elevamos al ritmo de los tambores con el líder espiritual Gunagrahi Das Goswami en las congas, quien además compartió enriquecedoras enseñanzas. La voz de Ajamil Das, también en harmonio, contagiaba alegría sonriendo con todo el cuerpo. Había colores brillantes, pétalos de flores y música, música, música, literalmente, horas de mantras en loop que te iban elevando si te entregabas, sin importar la religión o filosofía que practiques, al vacío en el que todo y nada es posible.

El mantra Hare Krishna tiene 16 palabras y fue difundido desde el siglo XVI por el movimiento bhakti (‘devoción [a Krishná]’). Todos lo escuchamos alguna vez, ya sea en la calle cuando vimos pasar a un grupo con túnicas naranjas o en el famoso hit de George Harrison. También se lo conoce reverencialmente como majá mantra (‘gran oración’), es pegadizo y es una bendición.

Pues bien, toda esta anécdota para contarles que los chicos de DDD (Heber Lajst en batería y Juan Pablo Landi en guitarra eléctrica), junto a Walter Zenker en teclados sinterizadores, se reunieron durante esa visita a la Argentina de Gunagrahi Das Goswami en junio del año pasado con él, Ajamil Das, Nanda Das (árbol de campanas), Marco (mridanga) y Phanendra Gaura Das (kartalas) en el living de una casa/estudio y dieron forma al disco DDDHK. El álbum se compone de una intro más cuatro canciones que van del estallido a la dulzura purificadora. Escucharlo es una excelente oportunidad para nutrir el espíritu, romper prejuicios quien los tenga, ser feliz, relajarse y otras cuantas cosas que podrán determinar ustedes mismos en unas escuchas haciendo clic aquí. Es un regalo.

a3794041237_16.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: