Hacer lo no necesario

348507

Ayer alguien me dijo que estaba tapado de trabajo, así que se puso a ver Harry Potter. Es uno de los trucos de la iniciación: hacer lo no necesario. De ese modo, cuando uno está sobrepasado con algo se le quita tensión al tema y se cambia la vibración, surgiendo así cambios maravillosos.

Seguramente les habrá pasado incluso de manera inconsciente. Cansarse por ejemplo de que alguien no les preste atención y decidir focalizar en otro lado y que a partir de ese mismísimo momento la persona reaparezca. El típico “no lo puedo creer, antes no se me acercaba nadie y ahora que estoy de novia tengo varios pretendientes”. ¡Y sí! Eso pasa porque antes quizás estabas vibrando desde la necesidad, la soledad o la tensión y una vez en pareja apareció la plenitud, la energía sexual (que es la que atrae) y la abundancia.

Les cuento algunas cosas que he hecho y hago con óptimos resultados:

-Si me estoy por quedar sin dinero voy a comprarme algo que no precise en lo más mínimo, por ejemplo un vestido.

-Si trabajo de manera independiente y no me llegan trabajos, me relajo por unos días y decido dedicarme a mis pasatiempos. Empiezo a dibujar, a pasear o a visitar amigos y rápidamente me llaman para ofrecerme algo.

-Si quiero que alguien me responda o atienda mis llamados y estoy pendiente del Whatsapp, dejo el teléfono en la cartera y me voy a hacer otra cosa. La mayoría de las veces (si realmente me desconecté de esto a nivel mental) cuando vuelvo a mirar el teléfono veo que se comunicaron conmigo.

Hace unas semanas de hecho me pasó algo incluso gracioso. Se me rompió una cartera negra que tenía, entonces empecé a mirar en las tiendas a ver si encontraba una que me gustara: con tira larga, básica, chica pero de esas en las que caben muchas cosas. No veía ninguna que me convenciera, así que decidí olvidar el tema y seguir con mi vida. A los pocos días llegó de sorpresa a visitar a mi compañero un amigo que yo no conocía. Charlamos, nos invitó a almorzar y después nos llevó de nuevo a casa. Cuando me bajé de su auto vi sorprendida que agarraba su cartera y comenzaba a vaciarla, tirando todo el contenido en el asiento del auto. Me dijo que sentía que debía regalarme esa cartera y que su mujer trabaja en una tienda de bolsos, así que no era un problema para él. Por supuesto, era una cartera negra, básica, llena de bolsillos y donde cabe todo lo que yo quiero.

En fin, no les pido que me crean pero les recomiendo que prueben estas técnicas. Verán qué pronto se convierten en magos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: